Morfología general del quebrantahuesos

El quebrantahuesos (Gypaetus barbatus), es un buitre con unas características morfológicas que lo hacen muy peculiar.

  • Medidas: Su envergadura está cerca de los 3 metros, presenta una longitud de 1’10-1’50 m y su peso no excede los 7 kg.
  • Dimorfismo sexual: Se reduce a un mayor tamaño de la hembra que en muchas ocasiones casi no se percibe.
  • Plumaje: El plumaje de adulto está compuesto por plumas blancas en cuello, occipucio, pecho, vientre y calzas las cuales cubren los tarsos. El pecho presenta además un collar más o menos continuo de plumas oscuras. Plumas con borde negro que va cambiando a gris claro plateado al acercarse al raquis (de color blanco-marfil) componen la parte superior de la espalda, cobertoras alares, rémiges y rectrices. La cabeza presenta plumas blancas, un llamativo antifaz negro que termina en dos líneas más o menos marcadas en la zona superior del cráneo y dos manchas alargadas a la altura de los conductos auditivos.
  • Ojo con iris blanco-amarillento y un anillo esclerótico rojo.
  • El pico, de color hueso pálido está recubierto en su base con unas vibrisas de color negro que se prolongan bajo la mandíbula inferior a modo de perilla.
  • El aspecto del individuo joven es muy diferente al del adulto: cabeza negra y cuerpo y alas de un color pardo oscuro. Es característica en los jóvenes la presencia de un escudete en el dorso de plumas blancas y algunas marrones que con el tiempo tiende a desaparecer. Ojo con iris color avellana y esclerótica de color anaranjado. Las barbas bajo el pico están poco desarrolladas.
  • El quebrantahuesos en vuelo presenta una silueta esbelta; alas largas y puntiagudas; cola larga cuneiforme. Su cabeza blanca destaca entre el negro de sus alas y dorso. 

Alimentación

Como su propio nombre indica, la base de su alimentación son los huesos (principalmente de ungulados), que traga directamente si son de un tamaño adecuado (ingiere huesos de hasta 20 cm de longitud). Los de gran tamaño son elevados y lanzados contra los llamados “rompederos”, que son áreas rocosas utilizadas para romper los huesos en trozos fácilmente ingeribles. La proporción de huesos consumida por los adultos es del 70-75% y el 25% restante es piel y carne. Estas proporciones son distintas en los animales jóvenes, sobre todo en pollos de primer año que consumen un mayor porcentaje de carne debido a que al principio son torpes rompiendo huesos al no lanzarlos en lugares adecuados.

En el CCG, el alimento suministrado a los ejemplares es preparado por los cuidadores debido a que en cautividad les es imposible realizar su tarea de “quebrantar huesos”. Huesos de ungulados, patas de cordero y conejos constituyen la dieta de los quebrantahuesos del centro. Diariamente se reparte el alimento por las diferentes jaulas siempre a la misma hora y siguiendo un mismo recorrido, de manera que esta actividad se convierte en algo cotidiano para ellos. 
Los trocillos de pezuñas, pelos, lana que tragan con el alimento y no digieren, son regurgitados posteriormente en forma de bolas llamadas “egagrópilas”; los quebrantas las deshacen buscando pequeños fragmentos de hueso no digerido.

El plumaje

La pluma de estas aves, al igual que en el resto de especies, se compone de varias partes: el cañón, el raquis (que en el caso del quebrantahuesos es blanco-marfil) y el estandarte. Las características de éstas dependen de la función que desempeñen en el ave, teniendo así plumón, coberteras, timoneras y rémiges. Es destacable que algunas de éstas alcanzan hasta los 75cm de longitud en el quebrantahuesos. La coloración del plumaje de un quebrantahuesos de primer año es marrón oscuro a negro, ocasionalmente salpicado de blanco. Destaca en los individuos de esta edad el escudete más o menos claro en forma de V en la espalda. Esta coloración va a ir cambiando paulatinamente conforme el individuo muda sus plumas a lo largo de sus primeros años de vida. Durante este período pueden encontrarse múltiples variaciones en la coloración de los individuos, ya que la muda no es anual, sino que puede prolongarse durante 3 o 4 años. Al llegar a la edad adulta (6-7 años) se alcanza una coloración muy característica que no va a variar durante el resto de su vida. La cabeza, el pecho y las calzas son de color blanco; las alas, cola y dorso de color pizarra. Destaca un collar negro más o menos marcado y un antifaz negro.  Su envergadura y la longitud de su cola cuneiforme confieren al quebranta una baja carga alar (relación entre el peso y la superficie de vuelo) que le permite tener un tipo de vuelo muy diferente al del resto de las carroñeras. Pueden aprovechar cualquier tipo de corriente de aire, ascender con las térmicas como el buitre leonado y realizar acrobacias comparables a las de un águila; de ahí su nombre científico Gypaetus barbatus que significa Buitre-Águila barbudo.

Fenología del quebrantahuesos

Es Octubre y el Centro de Cría ultima sus preparativos para afrontar un nuevo periodo reproductivo. Las parejas han empezado a acicalarse, construir sus nidos e incluso alguna ya ha hecho sus primeras cópulas; todo indica que han entrado en celo.  Antes de realizar las puestas (de uno o dos huevos), cosa que ocurre entre Diciembre y Febrero, llegan a registrarse entre 200 y 400 cópulas de cada pareja las cuales cesan una vez comenzada la incubación, llevada a cabo por ambos parentales. Tras un período de 53-58 días de incubación nacen los pollos. Serán criados y alimentados por ambos padres y permanecerán en la jaula hasta poco antes de comenzar el siguiente ciclo reproductor, momento en el que son trasladados a la de los jóvenes.

El cainismo

 El fenómeno conocido como cainismo, hace alusión a la lucha entre Caín y Abel que acabó con la vida del hermano menor.Normalmente en las rapaces se da la circunstancia de que, en función de la disponibilidad de alimento, los hermanos más débiles de una nidada mueren a manos de sus hermanos más fuertes (casi siempre los de mayor edad). En los quebrantahuesos, este comportamiento se produce de forma “obligada”, es decir, que el cainismo ocurre siempre, no estando ligado pues a la cantidad de alimento disponible en el medio.

El “Avanto” (como se conocía al quebrantahuesos en algunos lugares de la geografía española) es una especie que se reproduce una vez al año poniendo 1 o 2 huevos. Los días que distan desde la puesta del primero a la del segundo son de 5 a 7 normalmente estando, el primer pollo nacido considerablemente avanzado cuandO eclosiona el segundo. En la naturaleza, el pollo menor muere por inanición y las heridas producidas por el hermano mayor. Varias son las hipótesis que intentan explicar este hecho, de las que la más apoyada sugiere que el segundo huevo constituye una “puesta de seguridad” por si el primero fracasa. En el CCQ, los huevos eclosionan en el laboratorio y cada pareja sólo cría a uno de los pollos (el otro se da en adopción a otra pareja sin descendencia) por lo que se evita que se produzca la muerte de ninguno de ellos.

Evolución de los pollos

El nacimiento de los quebrantahuesos se produce en torno a día 55 de incubación. Al igual que el resto de rapaces, esta especie es semialtricial, es decir, los pollos nacen con plumón y con los ojos abiertos aunque incapaces de desenvolverse por sí solos. Durante varias semanas, ambos padres se turnarán para alimentarles y darles calor, una durísima tarea, habida cuenta de la rapidez con la que se desarrollan estos “pequeños gigantes”.

 

En el CCQ, al cuidado de los técnicos, en apenas unos días, los pollos doblan los algo más de cien gramos con los que nacen. Después, en el nido, en menos de un mes alcanzan los 3,5 kg, siendo ya capaces de termoregularse. Con 90 días, la envergadura del pollo ya es similar a la de un adulto. De manera progresiva, además, el plumón que cubre al pollo en sus primeros días de vida, es sustituido por un segundo plumón más recio que, poco a poco irá dando paso al plumaje juvenil de color marrón oscuro. Si el pollo no va a ser liberado, hacia finales de agosto, el ejemplar es separado de sus padres y trasladado a la jaula de los jóvenes.