El proyecto de la FG

 

Los quebrantahuesos andaluces hallaron su último refugio en la sierra de Cazorla (Jaén). Apenas dos años después de su extinción, en 1988, el Gobierno regional inició los primeros trabajos para evaluar la viabilidad de un futuro proyecto de reintroducción. En 2004, la Comisión Europea concede a la FG el proyecto LIFE-Naturaleza “Acciones para la reintroducción del quebrantahuesos en Andalucía” con el objetivo de sentar las bases para asegurar la viabilidad de la futura población reintroducida.